Volkswagen produce su último coche con motor de combustión.

ZWICKAU. —El último vehículo con motor de combustión salió este viernes de la línea de producción de la planta de Volkswagen en Zwickau, informó el fabricante alemán de automóviles, según refiere la agencia DPA.

Mientras que el modelo Golf Variant en blanco pone fin a una era en la ciudad automovilística después de 116 años de fabricar vehículos con motores de combustión, el modelo ID.3 de propulsión eléctrica marca el inicio de una nueva.

«A partir de ahora, la planta de Zwickau se dedicará en exclusiva a la movilidad eléctrica», dijo Reinhard de Vries, director general de Tecnología y Logística de Volkswagen en Sajonia.

Según de De Vries, el lunes empezarán las obras de remodelación para una segunda línea de montaje de coches eléctricos que deberá estar lista a finales de año.

Jens Rothe, presidente del comité general de empresa, comentó que a pesar de mirar hacia el futuro, los empleados vivían este día con bastante melancolía.

La tradición de la planta de Zwickau como cuna de la ingeniería automotriz se remonta a 1904, año en que fue fundada por el ingeniero industrial August Horch.

Esta noticia se encuentra en consonancia con los anuncios realizados por el grupo automotriz durante los últimos meses, donde declaró que dejaría de lado el GNC (Gas Natural Comprimido) para centrar todos sus esfuerzos en la electrificación.

En el mes de marzo Herbert Diess, máximo responsable de Volkswagen, realizaba estas declaraciones ante más de un centenar de ejecutivos de la compañía. Lo cierto es que el Grupo Volkswagen se había posicionado como el referente en lo que a gas natural vehicular se refiere.

Según comentó Diess, Volkswagen dejará de desarrollar coches a GNC. En su lugar, la compañía destinará todos sus esfuerzos a la electrificación y, en especial, su familia de vehículos eléctricos ID. sustentados por la plataforma MEB.

Volkswagen quiere centrarse al 100% en la movilidad eléctrica. Vehículos enchufables alimentados por baterías. Diess, CEO de la compañía alemana, se ha comprometido a seguir este camino durante los próximos años. Señaló que Volkswagen opera la pila de combustible y otros tipos de combustibles alternativos a nivel muy básico.

También destacó que estas unidades no son una alternativa a los motores en un horizonte temporal previsible de, al menos, una década: «Necesitamos una concentración total en el avance de la electromovilidad», refiere el sitio motor.es.

Los fabricantes de automóviles se enfrentan a un complicado futuro en Europa a corto plazo. La entrada en vigor de unas normativas más restrictivas en lo que a emisiones se refiere obliga a las compañías automovilísticas a reducir a pasos agigantados sus emisiones para evitar las sanciones. La electrificación es la alternativa más directa y eficaz.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas