Trump dijo que está “libre de medicación.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que estaba “libre de medicación” y reveló más detalles sobre su lucha contra el Covid-19, en una entrevista transmitida por televisión el viernes, una semana después de que fue hospitalizado por el virus.

Trump apareció en el programa Tucker Carlson Tonight de Fox para algo que la Casa Blanca describió como una “evaluación médica” al aire, realizada a distancia por el doctor Marc Siegel, colaborador de la cadena de televisión.

“Ahora mismo estoy libre de medicamentos, no estoy tomando ninguna medicación a partir, sabes, probablemente hace unas ocho horas”, dijo Trump a Siegel.

No quedó claro cuándo se hizo la entrevista, la que Carlson dijo fue grabada por un equipo de cámaras de la Casa Blanca.

Los médicos de Trump dijeron antes que le dieron un agresivo cóctel de medicamentos, incluido el esteroide dexametasona, usualmente asociado con casos graves de covid-19.

Trump también indicó que le habían vuelto a hacer la prueba del virus.

“Me han vuelto a hacer las pruebas y aún no he averiguado los números ni nada, pero me han vuelto a hacer las pruebas y sé que estoy en la parte inferior de la escala o libre”, dijo.

Dijo que no saber cuando se haría la siguiente prueba, “probablemente sería mañana”, pues “hacen la prueba cada dos días”.

Trump dijo que el virus había reducido su energía y que no se había sentido “muy vital”.

Agregó que “no tiene problemas para respirar”. Sus médicos dijeron que lo asistieron con oxígeno al menos dos veces, y el presidente luego que las pruebas de los pulmones habían mostrado “algo de congestión ahí dentro”.

El mandatario indicó que no sabía dónde había contraído el virus, añadiendo que “es altamente contagioso. Eso es algo que se aprende, es una enfermedad contagiosa”.

Trump, realizará un mitín político el próximo sábado, confirmaron a distintos medios locales oficiales de su administración. Poco después, anunció que llevará a cabo un mitín en la ciudad de Sanford, en el estado pendular de Florida el próximo lunes.

El del sábado será el primer evento de esta naturaleza desde que el mandatario diera positivo de Covid-19 el pasado viernes. Desde entonces pasó tres días hospitalizado en el centro médico militar Walter Reed y el tiempo restante en su residencia de la Casa Blanca.

Según indicaron reportes locales, Trump planea dirigirse a sus partidarios desde el balcón de su residencia. Según reportó The New York Times, todos los asistentes deberán usar mascarilla en la Casa Blanca y realizar un chequeo que consistirá “determinar su temperatura y responder un breve cuestionario”.

El evento inmediatamente generó críticas por dos motivos distintos. El primero es el hecho de que el presidente use una vez más propiedad del gobierno federal como lo es la Casa Blanca para realizar un evento político, como lo hizo con la Convención Nacional Republicana en la que aceptó la nominación a la presidencia.

En ese entonces, Trump notó que realizar el evento generaría críticas de sus adversarios, quienes habían advertido que ello violaba un acta que penaliza a los funcionarios federales de realizar ese tipo de acciones. Al respecto, dijo que creía que volvería hacerlo.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas