Tormenta Laura deja sin luz a más de 560,000 clientes de EDE Este

La empresa distribuidora indicó que en la mañana de hoy sus técnicos evaluaban la situación para iniciar los trabajos de reparación de los daños y restablecimiento del servicio de acuerdo a como se lo permitan las condiciones del tiempo.

Pidió paciencia a sus clientes y usuarios afectados, ya que, de acuerdo con un reporte preliminar, las lluvias y vientos de la tormenta Laura causaron cuantiosos daños a su sistema de distribución, incluyendo impacto a postes, redes eléctricas, transformadores y otras infraestructuras.

Señaló que hasta la mañana de este domingo, el Gran Santo Domingo, San Pedro de Macorís, La Romana y La Altagracia fueron las zonas de su área de concesión en las cuales el servicio de electricidad ha sido más afectado.

Recomendó a la población alejarse de cables tumbados por los efectos de este fenómeno natural y reportar cualquier situación de peligro a través del 911.

EDE Este tiene activado desde junio pasado su Plan de Contingencia por la Temporada Ciclónica.

En ese Comité de Emergencia participan las principales áreas de EDE Este, bajo la coordinación de la Dirección de Distribución y la dirección del gerente general, ingeniero Tomás Ozuna Tapia

El plan incluye la poda de árboles cercanos a las redes eléctricas, para evitar el desplome sobre las mismas, el abastecimiento de materiales esenciales, como postes, cables y la disponibilidad de vehículos especializados que permitan restablecer el suministro de energía en las zonas que pudieran ser afectadas.

El conjunto de medidas preventivas abarca las diferentes actividades de emergencia antes, durante y después de disturbios tropicales, tormentas o huracanes, a fin de mitigar los daños a las instalaciones de EDE Este y restaurar el suministro de electricidad en su zona de concesión, dándole prioridad a las instituciones más sensibles.

En caso de la ocurrencia de una contingencia, el restablecimiento del servicio de las redes de media tensión será realizado priorizando aquellos circuitos que suministran energía a hospitales, el Palacio Nacional, aeropuertos, instituciones militares y gubernamentales, refugios y equipos de bombeo de agua, entre otros.

En las comunidades que queden incomunicadas por inundaciones o daños a las vías terrestres, el restablecimiento del servicio de electricidad puede tardar más.

Ante cualquier situación adversa que afecte el servicio eléctrico, las líneas del Centro de Contacto Telefónico EDE Este 24 Horas estarán a disposición de la ciudadanía en los teléfonos: 809-596-1099 desde Santo Domingo, Distrito Nacional y Boca Chica, y para el interior: 809-529-3370 (San Pedro de Macorís), 809-746-3310 (La Altagracia), 809-550-3310 (La Romana), 809-553-1120 (Hato Mayor), 809-552-3310 (El Seibo) y 809-551-3310 (Monte Plata), los cuales operan en coordinación con el Centro de Emergencia 911.

EDE Este Recomienda a la población mantenerse monitoreando los boletines que emita el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), y acatar las medidas de seguridad, las cuales incluyen no acercarse a los cables o postes del tendido eléctrico que estén en el suelo, ya que los mismos podrían estar energizados.

Sugirió, además, mantener conectados sólo los equipos o electrodomésticos esenciales durante el paso de una tormenta o huracán.

VA PARA CUBA AHORA

La tormenta tropical Laura, que este domingo dejó al menos ocho muertos a su paso por República Dominicana y Haití, se dirige hacia Cuba con vientos más fuertes, mientras el huracán Marco enfila a través del Golfo de México hacia el sur de Estados Unidos.

Laura se enfoca en el este de Cuba con vientos sostenidos de 85 kilómetros por hora, un poco más fuertes que los de esta mañana, y pretende atravesar la mayor de la Antillas de punta a punta, según el gráfico de recorrido que ofrece el Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense.

A las 14:00 hora local (18:00 GMT), el ojo de este sistema fue localizado 90 kilómetros al sur del extremo más oriental de Cuba y 130 kilómetros al sureste de la ciudad de Guantánamo.

Una vez desactivada la advertencia de tormenta tropical para la costa sur de República Dominicana, pasa ahora para las provincias orientales cubanas y al sureste de Bahamas y las Islas Turcas y Caicos.

El gráfico muestra que Laura dejará Cuba como muy pronto el martes de la semana que viene, para adentrarse en aguas del Golfo de México y dirigirse al sur de Estados Unidos convertida en huracán.

Un ligero giro hacia el oeste aleja un poco a esta tormenta de los turísticos Cayos de la Florida, según las perspectivas del NHC.

En estos momentos lleva una velocidad de traslación de 33 kilómetros por hora en dirección oeste-noroeste.

Al menos tres personas murieron este domingo en la República Dominicana por las lluvias torrenciales causadas por Laura y un millar de personas fueron evacuadas de sus casas, informaron fuentes oficiales.

En Haití, al menos cinco personas fallecieron también este domingo por las lluvias torrenciales y deslizamientos de tierras causados por Laura, según un nuevo balance parcial de la Dirección de Protección Civil.

Entre las víctimas se encuentra una niña de 10 años, que murió cuando un árbol cayó sobre una casa en el centro de Anse-à-Pitres, un pueblo en la frontera con República Dominicana.

Se estima que 2 millones de personas podrían verse afectadas por las fuertes lluvias en Haití, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA).

Por su parte, Marco, que este mediodía escaló a huracán luego de amenazar como tormenta la ribera mexicana en el Canal de Yucatán, se dirige hacia el estado de Luisiana (EE.UU.) donde podría tocar tierra el lunes por la tarde.

El NHC, con sede en Miami, confirmó que los datos de un avión cazahuracanes de la Fuerza Aérea nacional recogieron de Marco vientos máximos de 120 kilómetros por hora con ráfagas más fuertes.

El dato indica que se esperan marejadas y viento con fuerza de huracán a lo largo de porciones de la costa estadounidense que da al Golfo de México.

A las 14.00 hora local (18.00 GMT), el ojo de Marco fue localizado 450 kilómetros al sur-sureste de la desembocadura del Río Misisipi y 710 kilómetros al sureste de la ciudad de Lafayette, Luisiana (EE.UU.).

Marco se desplaza actualmente en dirección noroeste a una velocidad de 22 kilómetros por hora y se espera que se debilite una vez toque tierra.

Los dos ciclones pueden impactar en un periodo de 48 horas a partir de este lunes en el estado de Luisiana, que aún recuerda con horror el huracán Katrina, que impactó en Nueva Orleans el 29 de agosto de 2005 y ha sido uno de los más devastadores de los últimos 30 años, con casi 2.000 víctimas mortales.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, advirtió este domingo de que no va a haber tiempo suficiente para responder a los daños del huracán Marco antes de que la tormenta tropical Laura impacte en algunas zonas del estado y pidió a los residentes que estén preparados para contar consigo mismos en las primeras 72 horas.

“La segunda tormenta está tan cerca que no hay mucho espacio para enviar a los helicópteros con los equipos de búsqueda y rescate, ni sacar a los vehículos para altos niveles de agua, ese tipo de cosas”, dijo en una rueda de prensa.

En los vecinos estados de Texas y Misisipi también se han tomado medidas por Marco y Laura.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas