Thierry Henry reveló un secreto de la Champions.

Esta semana el sitio oficial de la Champions Leaguepublicó una entrevista que le realizó a Thierry Henry, uno de los mejores futbolistas de los últimos 20 años que dejó su huella impregnada en el Barcelona, club en el que jugó apenas tres temporadas y en el que integró uno de los equipos más destacados de la historia del fútbol mundial.

El delantero francés fue una pieza clave del conjunto de Josep Guardiolay como él ya estaba en el plantel cuando el español asumió el cargo de entrenador, vivió en carne propia cómo fue la revolución que el DT llevó a cabo. En varias oportunidades, inclusive en el documental Take the Ball Pass the Ball, el ex goleador siempre habló maravillas de Pep y esta no fue la excepción.

El galo que ahora se desempeña como entrenador del Montreal Impact de la MLS, explicó las diferencias que Guardiola tiene con Arsène Wenger, quien fue su director técnico en el Arsenal: “Arsène activó mi cerebro y cada día trataba de hacerme las preguntas correctas. Y después está Pep Guardiola, quien activó mi cerebro a nivel táctico. Esas dos personas han tenido un enorme impacto en mí, pero obviamente no puedo hablar sobre mi carrera sin Arsène”.

En la Premier League, Henry brilló durante 9 temporadas con la camiseta del conjunto londinense hasta que se marchó al Barcelona para poder obtener trofeos: “Moriré como un competidor. Competir está por encima de todo para mí. Amo el fútbol, soy un aficionado del Arsenal y amo el Arsenal, pero competir está por encima de todo. Es lo que me empuja, es lo que me hace mejor y es lo que me reta. No tengo miedo de nada”.

Aquellas ganas de exigirse lo llevaron al Barcelona, club con en el que en su segunda temporada alcanzó la final de la Champions League, en gran parte gracias a la asunción de Guardiola. “Yo creía que conocía el fútbol, pero cuando llegué al Barcelona fui desprogramado y reprogramado. Y eso no significa que no quiera al Arsenal o que no sea un aficionado del Arsenal o que mi corazón no vaya a estar siempre allí… pero en el Barça fue tan especial”.

Aquel equipo catalán de la campaña 2008/09 tenía figuras como Carles Puyol, Eric Abidal, Dani Alves, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Samuel Eto’o y Lionel Messi, entre otros, y es recordado como uno de los mejores de toda la historia. Pero para la final ante el Manchester Unitedvarias de esas estrellas estaban tocadas.

En el camino hacia Roma el equipo había triunfado ya en La Liga y en la Copa del Rey, por lo que semejante desgaste había dañado el físico de varios jugadores. Siempre se supo que Puyol y Abidal no estaban al 100 por ciento y que incluso Iniesta tenía algunas molestias, pero nada se sabía sobre Henry.

El delantero había sufrido un golpe en un clásico ante el Real Madrid que le provocó un “tirón del ligamento cruzado posterior de su rodilla derecha, según describieron los portales de noticias en aquel momento. Por ese motivo, no había participado de la final de la Copa del Rey, pero todos creían que para la final de la Champions ya estaba totalmente recuperado.

“Había venido para competir, íbamos a ganar Las Seis Copas como dice la canción y yo no podía doblar la rodilla y no podía correr bien, pero tenía que jugar, tan simple como eso. ¿Que si estuve bien? No lo creo. ¿Que si ayudé? Espero que lo hiciese, pero yo estaba allí” confesó el artillero francés. “Jugué lo máximo que pude y mentí, porque me preguntaban si estaba bien y yo decía que sí, que por supuesto que sí. Nunca voy a decir que no estoy bien, así son las cosas”, reconoció a más de 10 años de aquel encuentro.

Fuente: Infobae

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas