Técnicas para mantener tu cerebro siempre rejuvenecido

   por Dr. Alberto Quirantes Hernández

 

Además del envejecimiento normal, hay otros factores de tipo psíquico que también pueden afectar el correcto funcionamiento del cerebro, volviéndolo más lento. Pero al igual que hacemos con el cuerpo físico al entrenarlo regularmente para tener buena salud y mantenerse rejuvenecido, fuerte y flexible, también el cerebro necesita ejercitarse y estar activo; para eso se deben aplicar una serie de medidas para mantener la plena lucidez mental a pesar del paso de los años.

La tercera edad es una etapa donde equivocadamente muchas personas la consideran como la llegada de un merecido descanso y una magra jubilación. Todo lo contario, pues al llegar a esas edades es cuando más experiencia y conocimientos se han acumulado y es el momento de utilizarlos a nuestro favor, comenzando por mantener en forma a nuestro cerebro.

UN BUEN COMIENZO

Un buen comienzo es teniendo cuidado con lo que se come, evitando escrupulosamente los alimentos con muchas calorías debido a su exceso en grasas y azúcares, grandes favorecedores del estrés y del muchas veces irreversible daño oxidativo, que afecta las funciones cognitivas y favorece las enfermedades neurológicas. Una buena opción es adoptar en lo posible una dieta mediterránea.

LO NUEVO CONTRA LA RUTINA

Aprender algo nuevo, y mientras más complejo mejor, siempre es enriquecedor, y si no resulta fácil es mucho mejor, pues se estimula la atención y la concentración. Lo ideal sería echar a andar por el medio conocido y donde se haya adquirido bastante experiencia y hasta un cierto relieve; por ejemplo, quien ha sido bueno escribiendo artículos científicos que se empeñe en escribir un libro de ciencias fácil y comprensible para todos.

Se debe cambiar la rutina de todos los días para que el cuerpo aprenda nuevas maneras de hacer las cosas rutinarias y que salga del modo “automático”. Algunas formas prácticas de amplificar la actividad neuronal es comenzar a cepillarse los dientes o abotonarse una pieza de ropa con la mano opuesta a la utilizada habitualmente o cambiar los recorridos habituales a pie o en transporte propio.

NADIE ARRINCONADO Y SEGUIR EN LA BATALLA

Los muchos años y apartarse de la bulliciosa vida, quedándose en un rincón de la casa para ver televisión, artilugio que piensa por las personas y que pasivamente la contemplan embobados y con el cerebro en reposo pleno, hace que la fluidez verbal disminuya a medida que pasan los años; por eso es común para muchas personas mayores librar una verdadera batalla mental al momento de encontrar las palabras adecuadas. Una manera de combatir esta condición es manteniendo una vida socialmente activa, escribir lo que se le ocurra, aunque sea corto y de paso tal vez descubra su veta de escritor, o mantener frecuentes y animadas conversaciones telefónicas con quienes también deseen salir de su vida rutinaria y mentalmente atrofiante. Y de paso, ver menos televisión.

ENTRENAR LOS SENTIDOS

Si disponemos de cinco sentidos, sin contar el sexto que es la intuición, se pueden hacer más de una cosa a la vez, pues el cerebro se vuelve más ágil cuando se ve inducido a utilizar dos sentidos al mismo tiempo. Por eso, se pueden combinar dos diferentes actividades, como caminar y mantener una inteligente conversación, o hacer trabajos simples en la computadora mientras se escucha la música favorita, la de todos los tiempos.

Concentrarse en un solo sentido durante una jornada también es importante, como es percibir solo lo que esté al alcance del oído en uno o dos minutos o identificar uno a uno los instrumentos musicales utilizados en una canción popular. También se puede tomar un objeto agradable al tacto y concentrarse en describir sus menores detalles con los ojos cerrados. De esta forma se puede aprender y controlar adónde se dirige la mente, y así lograr un mejor funcionamiento del cerebro.

ENTRENAR LA MEMORIA

En fin, se debe ejercitar la memoria a corto y largo plazo recordando con los mayores detalles posibles lo que se hizo el día anterior o los detalles de la graduación o el primer trabajo. También son recomendables juegos y aplicaciones específicas que se pueden encontrar en Internet con el fin antes mencionado.

No obstante, si la digresión del pensamiento de debe a factores mentales como la depresión o la ira irracional, se debe consultar con un especialista. Aunque no se puede olvidar que las adicciones tóxicas son favorecedoras del envejecimiento cerebral, incluso hasta de manera precoz.

De todos los consejos anteriores se puede obtener mayores beneficios si se practican en contacto con otras personas, porque un apretón de manos o, incluso, compartir miradas con otra persona particularmente agradable, ayudan al cerebro a liberar oxitocina, una hormona responsable del bienestar.

El autor es cubano y vive en la isla.