Cristianos celebran otro Viernes Santo marcado por el virus