Sánchez Cárdenas tilda de “alarmistas” clínicas de Santiago.

SANTO DOMINGO.- El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, negó este viernes que las áreas COVID de las clínicas privadas de la provincia Santiago de los Caballeros estén a capacidad, por lo que tildó de alarmistas a sus ejecutivos de “alarmistas”, por advertir de la situación ayer jueves.

“Yo creo que esa es una exageración y pido a las clínicas de Santiago a ser moderados y prudentes al estar haciendo declaraciones alarmistas, sino en la búsqueda de soluciones que ayuden a responder a esta situación que se ha presentado de incremento”, expresó  el galeno.

Sánchez Cárdenas opinó que es “un exceso” que se diga que en Santiago se haya agotado la capacidad hospitalaria en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), explicando que en esa demarcación hay 96 camas habilitadas en estas áreas y al día de hoy solo hay 76 ocupadas.

Asimismo, dijo que han sido habilitadas 467 camas de internamientos, de las cuales hay 417 ocupadas, y que en sentido general la ocupación hospitalaria de esa provincia, tanto en el sector público como privado, es de un 89 %.

Durante su acostumbrada de prensa virtual, el funcionario admitió sentirse preocupado como los representantes de esos centros de salud en cuanto al gran número de pacientes con COVID que están recibiendo, pero entiende que la situación no es tan crítica como para determinar quién vive y quién no, como ocurrió en países europeos.

“Cada clínica ha estado dando declaraciones y no veo, sino una preocupación que comparto con ellos en el número que están recibiendo de pacientes, pero de ahí a plantear de que están en una condición como pasó en Italia, que es el mensaje parece ser se quiere dar, para optar de quién vive y quién no vive, no es verdad que esa sea la situación”, expresó el galeno.

Indicó que Santiago había descendido en casos de COVID-19 pero que producto de la apertura económica y el proceso electoral ha vuelto hacia atrás.
Sostuvo que producto de dicho descenso muchos centros privados habían cerrado áreas que fueron habilitadas para atender a personas diagnosticadas con el virus, por lo que le han pedido que vuelvan a reabrirlas.

Sánchez Cárdenas manifestó que lo que se está dando en el país era previsible, pero que no “podemos alarmar y crear pánico en la población sino en resolver los problemas que se están presentando con estas acciones que todos conocemos”.

El ministro adelantó que este sábado estará viajando a Santiago para reunirse con los ejecutivos de los centros médicos privados “para ver la mayor capacidad posible para COVID que puedan tener”.

Pidió a los dueños de clínicas “que nos ayuden, se ayuden, y nos ayudemos todos a resolver el problema pero no de tal manera que hagamos una comunicación alarmista, sino buscando soluciones”.

Reiteró que en su visita de mañana se le buscará una solución a esa presión que se está dando en las Unidades de Cuidados Intensivos.

Ayer, el subdirector del Hospital Metropolitano de Santiago (Homs), Héctor Sánchez Navarro, informó  que colapsó la capacidad del área habilitada para atender a pacientes de COVID-19 en ese centro de salud.

El doctor Sánchez Navarro explicó que estaban ocupadas las 84 camas comunes y 15 en la Unidad de Cuidados Intensivos y 10 ventiladores.

También se informó que otros centros de la ciudad corazón estaban en la misma situación.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas