No se venderá un metro más propiedad del Estado”

SANTO DOMINGO.- El presidente electo Luis Abinader, anunció este jueves la fusión del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) con la Dirección General de Bienes Nacionales de República Dominicana, como parte de la reducción de gastos del Estado, ante la crisis económica que atraviesa el país por la pandemia del coronavirus.

El futuro mandatario hizo los anuncios en su cuenta de Twitter, donde también indicó que “no se venderá un metro más propiedad del Estado a particulares, y las porciones de terreno disponibles, se utilizarán en proyectos sociales, producción y de desarrollo económico”.\

El CEA, presidido actualmente por Luis Miguel Piccirillo McCabe, fue creado por el exmandatario Joaquín Balaguer en el año 1966, para administrar los ingenios y demás dependencias ligadas a la producción de azúcar en el país, en sustitución de la antigua Corporación Azucarera Dominicana (CAD).

En tanto que Bienes Nacionales fue creada por el dictador Rafael Leonidas Trujillo en 1948,bajo la dependencia de la Secretaría de Estado de Finanzas, hoy Hacienda, con la finalidad de llevar y mantener al día el catastro de los Bienes inmuebles del Estado Dominicano y de los que pertenezcan al patrimonio de los organismos autónomos del mismo.

El CEA fue objeto de diversas denuncias sobre una supuesta mafia que cometía abusos, atropellos y amenazas contra personas humildes en los procesos de recuperación y venta de terrenos de la institución.

Las acusaciones sobre prácticas corruptas en la venta de parcelas fueron objeto de una investigación en 2017 a raíz del asesinato de dos locutores a manos de un hombre que posteriormente se suicidó y que había invertido todos sus ahorros en la compra de unos terrenos en la provincia de San Pedro de Macorís.

Las consecuencias se limitaron a la destitución del entonces director de la CEA, Héctor Bienvenido Abreu, que fue sustituido por Pedro César Mota Pacheco el frente de la entidad.

Otra de las operaciones que generó controversia fue la transferencia, en 2018, de terrenos que forman parte del Parque Nacional Cueva de las Maravillas, en el este del país, a la fundación que los administraba a pesar de pertenecer al Sistema Nacional de Áreas Protegidas y los ecosistemas y especies que contiene, que constituyen bienes patrimoniales de la Nación.

Este martes, Abinader anunció que eliminará la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), institución que también ha sido salpicada por indicios de corrupción.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas