Ministerio Público reafirmó que el imputado Ángel Rondón recibió casi RD$1,000 millones.

SANTO DOMINGO.-En la continuación ayer del juicio de fondo del caso Odebrecht, el Ministerio Público reafirmó que el imputado Ángel Rondón recibió casi RD$1,000 millones y más de US$2 millones producto de sus acciones delictivas cometidas en perjuicio del Estado, mientras que el encartado Víctor Díaz Rúa acumuló de forma ilícita RD$35,000 millones.

En la audiencia en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, los miembros del órgano acusador explicaron que entre los años de 2002 y 2017, como persona física, el imputado Rondón percibió a título personal RD$983,682,226 y US$2,690,155.

“Para acumular, mover todo ese dinero y darle apariencia de legalidad a los recursos económicos amasados, diseñó un circuito de lavado de activos donde fueron utilizadas una serie de sociedades comerciales, que le sirvieron de plataforma para adquirir cuentas y otros productos bancarios en los cuales se colocaron millonarias sumas de dinero que provenían de los actos ilícitos cometidos”, añadieron los representantes del MP.

Indicaron que la red societaria desarrollada por Rondón para sobornar y lavar activos comprende más de 30 empresas en el país y en el extranjero, las cuales utilizó para introducir los recursos ilícitos al sistema financiero y posteriormente integrarlos en el mercado nacional.

Ángel Rondón, parte de los seis procesados por este caso, está acusado de incurrir en lavado de activos al recibir, transferir, ocultar y encubrir el dinero producto de los actos ilícitos constitutivos de soborno y otros delitos.

Maniobras de Díaz Rúa. Según la acusación, Víctor Díaz Rúa, quien ocupó los puestos de director del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) y ministro de Obras Públicas mientras operaba en el país la constructora brasileña Odebrecht, introdujo en el sistema bancario entre los años 2004 y 2017 un total de RD$35,000 millones, producto de sobornos, lavado de activos e ilícitos colaterales.

“A partir del año 2004, el imputado Víctor Díaz Rúa incrementó de manera injustificada los productos bancarios adquiridos en el país en las distintas entidades financieras, en contraste con sus ingresos lícitos conocidos como funcionario público. Los productos bancarios que adquirió durante este período no se corresponden con sus ingresos salariales, que promediaban los RD$74,000”, afirmaron los integrantes de la barra acusadora.

El órgano persecutor del sistema judicial alega que el acusado Víctor Díaz Rúa recibió de manera indirecta un soborno de US$6.6 millones y otro de forma directa por un monto de US$4 millone

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas