Meghan lucha por anonimato de amigas.

Los abogados de Meghan Markle pidieron hoy miércoles a un juez en Londres que mantenga fuera del dominio público los nombres de cinco amigas de Meghan, quien libra una batalla contra un diario británico por violación de privacidad.

Un abogado de Meghan dijo que las amigas, que la defendieron en entrevistas anónimas con una revista el año pasado, son personas inocentes que temen ser importunadas si sus nombres se publican. El blanco de su demanda, Associated Newspapers Ltd., argumenta que el principio de la justicia abierta el derecho del público a saber  implica que las amigas deben ser identificadas.

Markle demanda a la editora del periódico Mail on Sunday y el cibersitio MailOnline en el Tribunal Supremo por cinco artículos en los que se publicaron partes de una carta que le escribió a su padre, Thomas Markle, del que está distanciada, tras casarse con el príncipe Enrique en 2018.

La actriz, de 38 años, busca daños y perjuicios de la editora por supuesto abuso de información privada, violación de derechos de autor y violación de protección de datos. Sus abogados dicen que publicar la carta fue ‘una intrusión flagrante e injustificada a su vida privada y su vida familiar’. Associated Newspapers dice que refutará enérgicamente la demanda.

En una audiencia previa al juicio, los abogados de Meghan pidieron al juez Mark Warby que prohíba la publicación de detalles personales de las amigas que hablaron con la revista People a principios de 2019 para condenar el supuesto acoso de la duquesa por parte de la prensa británica.

Los nombres de las mujeres se incluyen en un documento confidencial de la corte, pero públicamente han sido identificadas sólo con letras de la A a la E.

El abogado de Meghan Justin Rushbrooke argumentó que la corte tenía el deber de ‘proteger la identidad de fuentes periodísticas confidenciales’.

Dijo que con el prominente juicio aún por empezar, la corte debe ser cuidadosa y proteger a ‘las partes inocentes que temen intrusión’.

Pero el abogado del Mail, Antony White, dijo que otorgar el anonimato minaría el ‘principio vital de la justicia abierta’.

Las amigas son testigos potencialmente importantes de un tema clave», dijo White en un argumento escrito.

Dijo que retirar sus nombres ‘sería una restricción copiosa del derecho de los medios y del demandado a reportar este caso y del derecho del público a saber’.

Associated Newspapers dice que las amigas de Meghan fueron las que llevaron la carta de Thomas al dominio público al describirla en el artículo de People.

Sostiene que los detalles de la carta en ese artículo deben haber venido «directa o indirectamente» de la duquesa.

Pero Rushbrooke dijo que Meghan no sabía en ese momento que sus amigas estaban hablando con la revista. Dijo que las entrevistas anónimas fueron arregladas por una de las cinco amigas, que estaba preocupada por el daño que las críticas de la prensa estaban causando a la duquesa, quien entonces estaba embarazada de su primer hijo.

En una declaración como testigo presentada en el caso, la duquesa dijo que ‘cada una de estas mujeres es una ciudadana privada, una madre joven, y cada una tiene un derecho básico a la privacidad».

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas