La medallista panamericana de pesas Beatriz Pirón es una guerrera en el deporte

SANTO DOMINGO.-La medallista Panamericana en Levantamiento de Pesas Beatriz Pirón es una guerrera en el deporte y comenzó a demostrarlo a la edad de 10 años.

Sobrina de la sobresaliente exselección Nacional de Pesas Guillermina Candelario, Pirón afirmó que teniendo 10 años de edad vio a su tía por la televisión ganar una medalla en una competencia internacional.

“Al llegar al país, fui a su casa y le dije: tía, quiero ser como tú, una levantadora de pesas”, exclamó con una amplia sonrisa en su rostro.

Manifestó que Guillermina Candelario le tomó la palabra y a esa edad comenzó a visitar el gimnasio de Pesas en el Complejo Deportivo de su natal, San Pedro de Macorís.

“Las pesas son mi vida, ahí me formé y mis metas serán ir a los Juegos Olímpicos del año que viene, que serían mis terceros”, abundó Beatriz.

Indicó que ya compitió en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y regresó cuatro años más tarde en Río de Janeiro, donde quedó a un kilo de la medalla de bronce.

“Se me fue esa medalla de las manos, pero debo confesarlo, los nervios me traicionaron, era tal la emoción que fallé mis últimas dos levantadas”, enfatizó la dama de las pesas.

Ha aceptado a Dios en su vida. Pirón declaró que hace un tiempo ha seguido los pasos de su madre, siguiendo a Dios, a través de la Iglesia Evangélica y comentó que ahora la vida la ve diferente, aunque sigue su vida normal.

“No le hago daño a nadie, al contrario, siempre trato de hacer el bien al prójimo, sin importar quien sea; eso me da paz y tranquilidad espiritual, estoy feliz con este nuevo paso”, precisó.

A comenzar de cero.

Pirón subrayó que una de las peores cosas de la covid-19 es que tendrá que comenzar de cero sus entrenamientos de cara a buscar su clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Todo lo que hicimos en meses atrás es cosa del pasado, ahora habrá que iniciar de nuevo todo el proceso de preparación, física y mental”, comentó.

Con 15 años en la Selección

Beatriz Pirón enfatizó que llegó a la Selección Nacional de Pesas a la temprana edad de 15 años desde San Pedro de Macorís, en el año 2011, y de inmediato comenzó a trabajar bien duro cada día.

“Gracias a Dios que el trabajo rinde sus frutos, ya que al año siguiente logré clasificar para los Juegos Olímpicos de Londres 2012”, dijo al responder preguntas de reporteros de HOY.

Indicó que todos sus compañeros la acogieron de inmediato, al igual que sus entrenadores y le brindaron mucho afecto y le daban muchos buenos consejos.

Beatriz Pirón mantiene su sueño de convertirse en la primera atleta de República Dominicana en ganar una medalla en los Juegos Olímpicos. Estuvo a punto de lograrlo en Río 2016.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas