José Ramírez afianza su candidatura al premio de Jugador Más Valioso de la LA

CLEVELAND — El concepto para elegir al Jugador Más Valioso en la Grandes Ligas, es sumante complicado y subjetivo, porque cada votante tiene su propio ideal de como debe ser o cuales cualidad es debe tener el ganador de dicha distinción, pero sin importar lo anterior el dominicano José Ramírez ha colocado su candidatura para estar dentro del grupo que compite por ganarlo en la Liga Americana.

Hace apenas una semana, el dominicano José Ramírez pudo haber sido considerado por muy pocos como un posible candidato para el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Pero en apenas los últimos siete días, el antesalista de los Indios se aseguró de que fuera un fuerte contendiente — especialmente el martes, tras pegar un jonrón de oro en el cierre de la 10ma entrada para ayudar a la Tribu a clasificar para la postemporada del 2020.

El segundo en que la pelota estalló del bate de Ramírez, el puertorriqueño Francisco Lindor corrió hacia la tercera base saltando con los brazos arriba mientras iba rumbo al plato para anotar. El vuelacercas de tres carreras de Ramírez impulsó a Cleveland a una victoria por 5-3 sobre los Medias Blancas en el Progressive Field, detalla Las Mayores.

“Fue increíble”, dijo el dirigente temporal de los Indios, el boricua Sandy Alomar Jr.

Según el Elias Sports Bureau, Ramírez se convirtió en apenas el noveno jugador en la historia de las Grandes Ligas en dejar tendido al rival con un bambinazo para asegurar un puesto en los playoffs. El batazo fue una gran manera para que Ramírez coronara un impresionante trecho de 11 partidos en los que lleva promedio de .444 (de 45-20) con ocho jonrones y 18 remolcadas. Aunque discretamente ha compilado excelentes estadísticas durante toda la campaña, se ha asegurado de que su desempeño no pase desapercibido.

“Definitivamente, recibirá votos este año”, dijo Lindor. “Espero que siga mejorando sus números y que sea el JMV. A los votantes les recomiendo que elijan a co-JMV: Shane Bieber y Ramírez”.

Ramírez tuvo problemas en las postemporadas del 2017 y 2018. Pero en un año en que la ofensiva de la Tribu se ha visto sin vida, el tercera base ha sido el pulso del ataque. Y está listo para demostrar que podrá echarse el equipo al hombro en momentos apremiantes como el martes.

“Ése que vimos no ha sido el muchacho de los últimos dos años”, agregó Alomar. “Ése es el muchacho de los momentos claves y lo estamos viendo otra vez. Esperamos que los demás también entren en ritmo en el momento indicado, porque con nuestro pitcheo y otros jugadores encendidos, podríamos ser un equipo muy peligroso”.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas