Orden Abinader en el Consulado de New York.

El nuevo gobierno que llegará a la mansión presidencial a partir del 16 de agosto, tiene la responsabilidad, tal y como lo viene haciendo el mandatario electo  atraves de Twitter, de organizar, de poner en orden las instituciones del Estado.

Las instituciones del estado dominicano la han cualquierisado, del pastel comen lo que trabajan y los que no, incluso estos últimos tienen salarios más altos que lo que cumplen con el sagrado deber de justificar sus ingresos.

Ya conocemos de las instituciones que el licenciado Luis Abinader va a desaparecer del mapa, pero hay otras, que también deben ser tomadas en cuenta, por ejemplo: El Consulado de la República General de la  Dominicana en la ciudad de New York.

Ya es hora de que un mandatario dominicano le asigne un salario único al Cónsul que nos representa en la urbe newyorkina.

En la actualidad, el Cónsul recibe su salario, pero todos los ingresos (que son muchos), que entran allí van a sus bolsillos, sin ningún control, sin que nadie se entere de nada, por eso es que cada ejecutivo que permanece un año en el cargo, se puede sentar a vivir de lo que recogió en el Consulado.

Y para nadie es un secreto, hasta ahora esa posición es cabildeada con los jerarcas que están al lado del presidente, a quienes hay que enviarles cada mes parte del botín que se recauda en la babel de hierro.

Esto es un abuso, esto es jugar con el dinero del Estado Dominicano, por ejemplo,íen un año; el Cónsul sale con sus problemas resueltos, mientras miles de quisqueyanos se acuestan diariamente sin saber dónde está la comida del día siguiente.

Francisco Martínez

Director

ecohispano@gmail.com

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas