El Negrito de Villa puso a mover la cintura a más de 20 mil personas.

El cantante dominicano Sergio Vargas puso a cantar y a bailar desde sus hogares a unas 20,000 personas de distintas partes del mundo la noche del domingo, en su primer concierto virtual desde su casa en la comunidad de Villa Altagracia.

El concierto vía “streaming” titulado “Toque de queda”, se inició a las 9:00 de la noche.

SANTO DOMINGO.-Sergio vargas hizo un paseo por sus mejores éxitos en merengue y hasta en baladas y boleros.

Luego de superar la enfermedad de covid-19 que lo mantuvo en terapia intensiva en un centro clínico, Sergio cumplió con la misión de llevar su música “on line” a sus seguidores en países de Centro y Sudamérica, Estados Unidos, Europa, el Caribe y, por supuesto, su República Dominicana.

Acompañado de sus músicos, a los que define como “la Filarmónica de Villa Altagracia”, con camisa y sombrero rojo, el intérprete de “Si algún día la ves” contagió al público virtual con su fructífera trayectoria musical que inició en 1980.

La presentación realizada por la plataforma Ultra Conciertos, con la producción de Fidel Romeo y Darlin Rap, lució un montaje profesional, con buen sonido, imágenes y video.
Sergio Vargas y sus músicos interpretaron los éxitos más populares del artista, que tiene 40 años en los escenarios, entre estos “Todo aquello que escribí”, “Perla negra”, “Dile”, “Marola” y “Vete y dile”.

El artista también deleitó al público que se conectó con celulares, tabletas y computadoras, con temas como “Ni tú ni yo”, “Magia”, “Anoche hablamos del amor”, “La ventanita», “Madre mía” y “Penas salgan de mi cuerpo”.

No faltaron baladas y boleros en una noche llena de magia, y un homenaje al fenecido cantautor argentino Alberto Cortez titulado “La vida”. Se recuerda que con el intérprete de “Castillos en el aire” y “Miguitas de ternura”, Sergio Vargas grabó el tema “Un cigarrillo, la lluvia y tú”.

Vargas expresó que “no podemos rendirnos ante la crisis. Por eso pusimos en marcha este proyecto para llevarle alegría al público mediante esta modalidad tecnológica que nos ha impuesto la pandemia y que afecta al mundo entero. No podemos permitir que la enfermedad de covid-19 nos gane la batalla”.

Reacciones de la gente. Entre las expresiones positivas y felicitaciones al artista de las cerca de 20,000 almas que se unieron al chat, se destacaron algunas como: “Desde Nueva York, me encanta Sergio Vargas” (Ana). “Excelente audio y sonido. Gracias maestro Sergio por esa música. Saludos desde Cartagena, Colombia de Freddy Pinzón”.

“Negrito, me lo estoy disfrutando” (Saidy). “Sergio, gracias por este regalo en este tiempo de confinamiento que estamos viviendo” (Rafael Rivera, desde Puerto Rico).

“Gracias por tus palabras de aliento y tu hermosa música” (Isabel Rodríguez, Bogotá). “Eso es lo que se llama un negrito de pura cepa” ( María Elena Santana, Brooklyn, New York).

“Te amo Sergio, tienes que hacer otro concierto en Navidad” (María López, Barranquilla), entre muchas opiniones más desde diferentes países.

Sergio Vargas

Sus inicios
Conocido como “El Negrito de Villa”, en 1980 participó en el Festival de la Voz organizado por el músico dominicano Rafael Solano, donde terminó en segundo lugar.

Dos años después pasó a formar parte de El Equipo, de Dionis Fernández, orquesta con la que grabó grandes éxitos como “Los diseñadores”, “Al ritmo de la noche”, “Un hombre y una mujer”, entre otros.

Luego de esto, Sergio pasó a la orquesta Los Hijos del Rey como vocalista líder. Esta agrupación en sus inicios estaba liderada por Fernando Villalona y Raulín Rosendo. Con Los Hijos del Rey Vargas catapulta su éxito como artista.

En 1986 sacó a la venta su primer LP bajo el sello discográfico Karen Records, del empresario Bienvenido Rodríguez, siendo su primer hit como solista el merengue “La quiero a morir”, adaptación de “Je l’aime à mourir”, del cantante francés Francis Cabrel.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas