El FBI desbarató un plan para secuestrar a la gobernadora de Michigan

El FBI informó este jueves que frustró un plan para derrocar al gobierno estatal de Michigan y secuestrar a su gobernadora, Gretchen Whitmer, y que tiene argumentos para acusar a seis hombres por la fallida operación, que incluyó contactos con una milicia.

El FBI supo por vez primera a principios de año que un grupo de personas “estaba discutiendo el derrocamiento violento de ciertos componentes del gobierno y las fuerzas del orden”, según una declaración jurada del agente especial Richard Trask hecha pública por la agencia el jueves.

La supuesta trama incluía el contacto con una milicia, cuyo nombre no fue incluido en la declaración jurada.

Trask dijo que hay bases fundadas para acusar a los seis hombres –Adam Fox, Barry Croft, Ty Garbin, Kaleb Franks, Daniel Harris y Brandon Caserta– de conspiración para secuestrar a Whitmer, una demócrata y crítica habitual del presidente republicano Donald Trump.

En septiembre, Fox publicó en un chat encriptado que no quería que se realizara un ejercicio final de entrenamiento en la última semana de octubre, porque no le dejaría tiempo para llevar a cabo el secuestro antes de la elección nacional del 3 de noviembre, afirmó Trask.

“El grupo acordó utilizar el tiempo hasta el ejercicio final de entrenamiento para recaudar dinero para explosivos y otros suministros”, escribió Trask en la declaración jurada.

Según la investigación, los hombres tenían intención de llevar a cabo el secuestro de la gobernadora demócrata como retaliación a lo que consideran que tuvo un “poder descontrolado” al imponer las medidas de confinamiento por la pandemia del COVID-19.

Los hombres conspiraron durante meses, consultando y entrenando con miembros de la milicia, y realizando ensayos en agosto y septiembre, según la denuncia. Cuatro de los seis hombres planeaban reunirse el miércoles para “hacer un pago por los explosivos e intercambiar equipo táctico”, dijo el FBI en el expediente del tribunal.

El FBI descubrió a uno de los acusados diciendo que Whitmer “no tiene ningún tipo de control y equilibrio”. Y lo citó: “Tiene un poder incontrolado en este momento. Todas las cosas buenas deben llegar a su fin”.

El gobierno usó informantes y agentes encubiertos para frustrar el supuesto complot.Los seis hombres fueron arrestados el miércoles por la noche y cada uno se enfrenta a cadena perpetua en prisión. El fiscal Andrew Birge los llamó “extremistas violentos”.

Con información de AFP, AP y Reuters

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas