El brutal accidente en la línea de meta del Tour de Polonia.

Este miércoles se celebró la primera etapa del Tour de Polonia, la competencia de ciclismo más importante de ese país y de la que participan varios de los ciclistas más importantes del mundo. Lamentablemente, el final de este trayecto se vio empañado por un accidente en la línea de meta que dejó varios heridos.

El primero en cruzar la línea de meta fue Dylan Groenewegen, del equipo Jumbo-Visma, pero más tarde los organizadores informaron que fue descalificado por haber sido él quien encerró a su rival Fabio Jakobsen, del Deceunick-Quick Step, cuando intentaba pasarlo por la derecha.

Las cámaras de televisión muestran claramente cómo Groenewegen le impide el paso a su rival hasta provocar que éste choque contra las vallas de seguridad y salga disparado por los aires provocando la caída de varios competidores que estaban apenas por detrás y venían a toda velocidad.

“No se puede actuar de esta manera. Acabo de reunirme con los jueces y seguramente será descalificado, aunque ya veremos si esto acaba ahí”, declaró el organizador de la carrera Czeslaw Lang a la televisión polaca TVP Sport visiblemente molesto con la maniobra del velocista holandés. “Fue una lucha desigual. Uno de los corredores ha sufrido mucho, al igual que otros dos ciclistas y uno de los jueces. El resto de corredores están bien más o menos”, añadió.

Jakobsen, de 23 años, fue declarado como el ganador de la etapa, mientras que el francés Marc Sarreau (Groupama-FDJ) y el esloveno Luka Mezgec (Mitchelton-Scott) acabaron en segundo y tercer puesto, respectivamente, en el recorrido de 195,8 kilómetros celebrados entre entre el estadio Slaski y Katowice. La ceremonia de podio para la primera etapa fue cancelada.

El accidente indignó a uno de los organizadores que exigió la descalificación de Groenewegen  (EFE)
El accidente indignó a uno de los organizadores que exigió la descalificación de Groenewegen (EFE)

El equipo Deceunick-Quick Step ha informado que sus médicos están atendiendo al corredor neerlandés Fabio Jakobsen, el peor parado en el accidentado sprint con el que se resolvió la primera etapa del Tour. Según las primeras informaciones, el ciclista estaba consciente cuando los especialistas llegaron para socorrerlo, pero la cadena polaca TVP comunicó que al deportista se lo indujo en un coma farmacológico y está entubado.

Por su parte, la Dra. Barbara Jerschina, una de las responsables del área médica del Tour habló con la prensa y detalló la delicada situación: “Hicimos todo lo que se podía hacer. Las condiciones de trabajo eran muy duras, es un traumatismo craneocerebral muy grave, un paladar roto, por lo que fue difícil de intubar, pero los tubos laríngeos y el oxígeno todavía estaban conectados. El corazón funcionaba bien, mantenía la presión correcta”.

Al ser consultada por la gravedad del cuadro, fue precisa: “Está gravemente herido y su vida está en peligro. El paladar y el tracto respiratorio superior fueron aplastados, pero logramos intubarlo, fue al hospital, pero perdió mucha sangre. Él está vivo después de todo, está con nosotros y espero que lo logremos”.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas