Conozca el riesgo de la Hidradenitis Supurativa (HS)

Santo Domingo.-  Durante la primera semana de junio se celebra la Semana de la Hidradenitis Supurativa HS, con el propósito de ayudar a las personas a conocer los principales síntomas y factores de riesgo, y la importancia de un diagnóstico oportuno para el tratamiento de esta enfermedad de la piel, abriendo una esperanza para mejorar la calidad de vida y la autoestima de estos pacientes.

También llamada Hidrosadenitis, HS, enfermedad de Verneuil o Golondrinos, es una enfermedad inflamatoria crónica, considerada rara, que causa la formación de bultos o protuberancias dolorosas debajo de la piel. A menudo afecta áreas donde la piel sufre de roces frecuentes, como las axilas y la ingle.

El desconocimiento sobre este padecimiento impide que las personas que la padecen se orienten de una manera adecuada y, en ocasiones, limita la identificación de síntomas, señales de alarma y factores de riesgo, incluyendo información sobre cómo acceder a un diagnóstico oportuno y obtener la atención médica necesaria.

Asimismo, esta fecha pretende incentivar a los pacientes a seguir cuidando su propia salud en medio de la pandemia e inspirar a otros a hacerlo; “En el marco de la conmemoración de la Semana de la Hidradenitis Supurativa, contemplar a la HS como enfermedad frecuente pero infradiagnosticada o con demora en su diagnóstico, da lugar a una situación grave para muchos pacientes. Acudir a un médico es absolutamente necesario, con el fin de identificar sus principales factores de riesgo y síntomas”, comentó la doctora Solange Reynoso, especialista en dermatología y venereología.

Los aspectos físicos de la enfermedad son suficientes para considerarla como una prioridad de intervención, diagnóstico y tratamiento, pero a esto se suma el impacto psicológico y emocional en los pacientes, lo que genera una mayor complejidad en su manejo.

Existe una serie de recomendaciones generales encaminadas a reducir situaciones desencadenantes de brotes, que incluyen el uso de ropa holgada, la suspensión del tabaco, la reducción de peso, el control de factores de riesgo cardiovascular, reducir la exposición al calor y la humedad y el evitar el uso de irritantes en la zona afectada.

Estas medidas deben ir acompañadas de un adecuado apoyo psicológico, que en ocasiones requerirá de atención especializada.

Aunque no existe cura para la HS, los tratamientos de esta enfermedad varían y se basan en sus síntomas, desde cirugía para abrir o drenar los bultos o “forúnculos”, hasta medicamentos tópicos y sistémicos (síntesis química y biológicos), disponibles en el país para mejorar la calidad de vida, reducir los brotes existentes y evitar que estos se presenten nuevamente. 

No obstantees importante que los pacientes visiten a su dermatólogo y conversen sobre sus objetivos de tratamiento para trabajar juntos y encontrar el plan de tratamiento óptimo que les brinde la oportunidad de lograr una mejor calidad de vida y evitar los efectos a largo plazo de la enfermedad.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas