Claves para distinguir asma, rinitis y alérgica.

El asma es la enfermedad crónica más frecuente en niños. De hecho, según datos de SEICAP  (Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica), afecta a uno de cada diez en edad escolar.

Ha llegado la primavera y los niños, que llevan ya un par de semanas saliendo a la calle y al parque, han empezado a tener síntomas, sembrando las duda de muchos de sus progenitores sobre si será alergia o se habrán contagiado por el nuevo coronavirus SARS-CoV2.

La doctora Cristina Ortega Casanueva, especialista en Pediatría y Alergología y coordinadora de la Unidad de Alergia y Neumología Infantil del Hospital Quirónsalud San José (Madrid), destaca en este sentido que los niños alérgicos tienen “el mismo riesgo de contraer el COVID-19” que los que no lo son, si bien aquellos que sean asmáticos deberán extremar las precauciones, ya que en el caso de contraer una infección respiratoria pueden presentar crisis de broncoespasmo u otras complicaciones.

A estas conclusiones, que también pueden extrapolarse a la población adulta, se les une el hecho de que “los niños con asma son grupo de riesgo dada su predisposición a presentar una crisis de asma ante infecciones respiratorias por su hiperreactividad bronquial de base”, advierte la experta de Quirónsalud.

La doctora Ortega Casanueva llama a la calma y remarca que la Organización Mundial de Alergia (WAO, por sus siglas en inglés) alerta de que los asmáticos no se encuentran entre los colectivos que se han visto afectados de forma más grave por esta enfermedad.

“No existe referencia al asma entre la serie de pacientes COVID-19 descritos. Lo mismo sucede con los pacientes con rinitis alérgica o con dermatitis atópica”, sostiene la especialista.

A su vez, resalta que los pacientes con asma, alergia o dermatitis atópica deben tomar las mismas precauciones que cualquier niño; a los padres de los niños asmáticos les da una recomendación especifica: deben cumplir el tratamiento de mantenimiento como se lo tiene pautado su pediatra.

“La mejor manera de protegerse frente al coronavirus es evitar exponerse a él. Evitar los factores desencadenantes del asma, como los alérgenos, la exposición al humo del tabaco, y realizar a diario, y de forma correcta, el tratamiento de mantenimiento disminuirá el riesgo de complicaciones en el paciente asmático”, alerta la doctora.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas