Carolina Mejía se disculpa ante los vecinos La Esperilla

SANTO DOMINGO.-La alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía, se disculpó frente a los vecinos del sector La Esperilla por la tala de un 15% de la plantación de bambúes frente al parque Iberoamericano, entre las avenidas Pedro Henríquez Ureña, Bolívar y Alma Máter, tras admitir que faltó explicación por parte de las autoridades locales.

Informó a este diario que para despejar las dudas decidió encabezar cerca del mediodía una reunión con representantes de la junta de vecinos de La Esperilla en el mismo parque, donde presentó la disculpa y explicó los alcances de la intervención.

“Nosotros, como Alcaldía, siempre hemos agradecido el esfuerzo que hacen ciudadanos y ciudadanas comprometidas, de colaborar con sus conocimientos para poder mejorar nuestros espacios públicos; el trabajo nuestro siempre será promover el trabajo con la ciudadanía, especialmente con las juntas de vecinos”, expuso la ejecutiva de la ciudad de Santo Domingo.
Explicó, no obstante, que la Ley 176-07 otorga al cabildo la facultad de determinar el plan a ser ejecutado, en caso de no llegar a un consenso con la comunidad.

Mostró a los vecinos el trabajo que realiza la Alcaldía en el pulmón ecológico del centro de la ciudad, siempre pensando en la familia y quienes utilizan el espacio para ejercitarse.
“Que ahora van a poder caminar con el espacio y el distanciamiento y el uso adecuado de la mascarilla”, afirmó Mejía.

La alcaldesa Carolina Mejía estuvo acompañadas por el secretario general del ADN, Hugo Beras; y el director de Innovación y Proyectos Especiales del Cabildo, Miguel Logroño, así como de otros funcionarios.

De su lado, Logroño, director de Innovación y Proyectos Especiales del ADN, rechazó la versión puesta a circular en las redes sociales de que la finalidad de tumbar bambúes era establecer un negocio en el lugar y dijo que es colocar árboles armónicos con el entorno y de fácil mantenimiento, incluyendo palmas.

Explicó que el trabajo se hace tomando en consideración la normativa del arbolado de la ciudad y de acuerdo a las recomendaciones de los expertos forestales.
Darío Peralta, junto a la señora Monserrat, miembros de la junta de vecinos La Esperilla, explicaron que no quieren adueñarse del parque sino proteger su vegetación, incluidos los bambúes, que son centenario en el lugar.
Señalaron que ciertamente se reunieron con autoridades del cabildo pero que no se les presentaron los planes a los vecinos y mucho menos la maqueta de lo que se proponían.
Sugieren que a los bambúes se le de mantenimiento, no sustituirlos.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas