Arrancaron las elecciones en los Estados Unidos de Norteamérica.

Después de una dura campaña marcada por la pandemia de coronavirus, este martes se celebran las elecciones en Estados Unidos. El presidente republicano Donald Trump buscará la reelección, junto a su actual vicepresidente Mike Pence. El Partido Demócrata, en tanto, intentará volver al poder de la mano de Joe Biden, y su compañera de fórmula, la senadora Kamala Harris.

Si bien el principal foco estará puesto en quién será el 46° presidente norteamericano, en la jornada de hoy también se decidirá la composición de gran parte del Congreso, una decena de gobernadores y algunas iniciativas populares.

Tras una campaña marcada por la pandemia de coronavirus, en la que quedaron expuestas dos visiones muy diferentes de país, el actual mandatario, a quien las encuestas lo muestran rezagado respecto a su rival demócrata, aseguró el lunes que ganará los comicios pese a “esas encuestas falsas”. Biden, por su parte, llamó a los electores a terminar “con el caso” de Estados Unidos.

A continuación, las diez claves para entender las elecciones de este martes.

infografia

¿Qué se vota?

Tal y como establece la Constitución, el primer martes de noviembre cada cuatro años se celebran elecciones presidenciales. Los votantes elegirán a su nuevo jefe de Estado entre el actual mandatario, el republicano Donald Trump, y el candidato demócrata, Joe Biden, pero también se decide la composición de gran parte del Congreso, una decena de gobernadores y algunas iniciativas populares.

En la Cámara de Representantes se renovarán los 435 escaños. Actualmente, los demócratas cuentan con mayoría (237-197). Nancy Pelosi, presidenta del recinto, ya anunció que buscará seguir al frente. De acuerdo a los sondeos nacionales, el Partido Demócrata podría ampliar esa mayoría.

Además de buscar la reelección de Trump, la segunda gran batalla de los republicanos será mantener su mayoría en el Senado, al que controlan actualmente con un estrecho margen de 53-47. En estos comicios se renovarán 35 de los 100 senadores; de esos 35, 23 están en manos republicanas.

El control del Senado es determinante para una presidencia: si Trump es reelegido podría confirmar a sus nominados y asegurar una barrera contra proyectos de ley de Pelosi. Sin esa mayoría, Biden podría enfrentarse a un posible muro de oposición a su agenda, si es que llega a la Casa Blanca.

El índice de encuestas del reconocido portal FiveThirtyEight indica que hay un 76% de posibilidades de que el Senado quede en manos demócratas. De todas formas, también es importante la diferencia: si Joe Biden gana y tiene más de 53 senadores, le da el margen para proponer sus políticas sin verse afectado con la eventual abstención de los senadores más centristas.

Con la cámara alta dividida ahora en 53 republicanos y 47 demócratas, tres o cuatro escaños determinarán el control del Senado, dependiendo de qué partido gane la Casa Blanca. El vicepresidente tiene el voto de desempate.

Por su parte, los norteamericanos también elegirán a los gobernadores de 11 de los 50 estados del país: Missouri, Montana, Carolina del Norte, Nuevo Hampshire, Virginia Occidental, Delaware, Indiana, Dakota del Norte, Utah, Vermont y Washington.

Iniciativas curiosas que se votarán a nivel estatal

Mientras eligen a su próximo presidente y a gran parte del Congreso, los votantes también decidirán en los comicios de hoy sobre decenas de propuestas curiosas a nivel estatal.

En California se votará la proposición 18 que, en caso de ser aprobada, sería el primer paso para que los jóvenes de 17 años puedan votar en las elecciones primarias de cada proceso electoral. Esto, siempre y cuando antes de los comicios generales cumplan los 18 años.

En ese mismo estado se votará la propuesta 17, que tiene como objetivo permitir que las personas en libertad condicional voten y que puedan postularse para cargos públicos. A través de la proposición 20, además, las autoridades estatales buscarán incrementar las multas por hurto.

Texas, en tanto, votará la propuesta 4 sobre la construcción del muro en la frontera con México. “Texas debe apoyar la construcción de una barrera física o muro y el uso de equipo de vigilancia de defensa existente a lo largo de toda la frontera sur del estado”, señala el texto propuesto que busca un apoyo explícito al muro de Trump.

Los votantes de cuatro estados (Dakota del Sur, Nueva Jersey, Arizona y Montana) decidirán si legalizan el uso recreativo de la marihuana, mientras que en Florida se votará la subida progresiva del salario mínimo de 10 dólares la hora en 2021 a 15 dólares la hora en 2026.

¿Cómo es el sistema electoral?

Cualquier ciudadano norteamericano mayor de 18 años que se haya registrado previamente puede participar en las elecciones. A diferencia de otras democracias, el sistema electoral en Estados Unidos es indirecto. Si bien en las papeletas figuran los nombres de los candidatos -en este caso Trump y Biden-,los votantes eligen a los representantes de su estado en el Colegio Electoral, que es el órgano encargado de designar al presidente y el vicepresidente.

Es decir, una victoria en el voto popular no le asegura al candidato su llegada a la Casa Blanca. En 2016, por ejemplo, la demócrata Hillary Clinton cosechó casi tres millones más de votos que Trump. Pero eso no lo alcanzó, ya que logró 227 votos electorales, frente a los 304 de Trump.

Los votantes eligen a los 538 miembros del Colegio Electoral, que son los encargados de elegir al presidente. El candidato necesita al menos 270 de esos electores para ganar la elección. Cada estado tiene asignado un número fijo de electores, proporcional a su población, y a los congresistas y senadores que envía al Congreso: California es el que más aporta, con 55, mientras que Alaska, Delaware, Montana, Dakota del Sur, Dakota del Norte, Wyoming y Vermont sólo contribuyen con tres electores.

La mayoría de delegados respetan la regla del “winner-takes-all” (“el ganador se lleva todo”) y conceden todos los votos de su estado al candidato que logra la mayoría absoluta en los votos populares. Por ejemplo, si en California Biden le llega a ganar a Trump -o viceversa-, se quedará con los 55 electores de ese estado. Las excepciones son Maine y Nebraska, que distribuyen sus siete votos de forma proporcional.

Texas (38), Florida (29) y Nueva York (29) son otros de los estados con el mayor número de electores.

Estados bisagra o swing states

La mayoría de los estados están decididos antes de las elecciones, ya sea por los márgenes que indican las encuestas o por su historial electoral. Es el caso de California para los demócratas o Tennessee para los republicanos. No obstante, hay una serie de estados considerados indecisos, o también conocidos como bisagra o “swing states”.

Se trata de un puñado de estados que fluctúan elección tras elección, aunque no siempre son los mismos. Los candidatos suelen dedicar todos sus esfuerzos en conquistar esos estados durante la campaña. Por ese motivo, el lunes los demócratas Biden y Harris cerraron la campaña en diferentes puntos de Pensilvania para atraer la mayor cantidad de votos indecisos. Trump, en tanto, cerró la campaña con cinco mítines en cuatro estados bisagra: Carolina del Norte, Pensilvania, Michigan y Wisconsin.

A priori, se considera que los demócratas tienen ganado California (55), Nueva York (29), Nueva Jersey (14), Illinois (20), Nevada (6), Hawaii (4), Oregon (7), Washington (12), Colorado (9), Nuevo México (5), Massachusetts (11), Virginia (13), Maryland (10), Delaware (3), Rhode Island (4), Connecticut (7), el Distrito de Columbia (3), Vermont (3) y Maine (4).

Para los republicanos la tendencia es favorable en Texas (38), Tennessee (11), Kentucky (8), Indiana (11), Ohio (18), Iowa (6), Carolina del Sur (9), Missouri (10), Kansas (6), Louisiana (8), Alabama (9), Dakota del Norte (3), Dakota del Sur (3), Wyoming (3), Idaho (4), Arkansas (6), Alaska (3), Oklahoma (7), Mississippi (6), Utah (6), Virginia Occidental (5), Montana (3), y Nebraska (5).

Ante este escenario, los estados bisagra en estas elecciones son Arizona (11), Florida (29), Georgia (16), Michigan (16), Minnesota (10), Carolina del Norte (15), Pensilvania (20) y Wisconsin (10).

Florida -con un gran caudal de voto latino- es el estado clave por excelencia. En 2016 votó por Trump, en 2008 y 2012 por Barack Obama, en 2004 y 2000 por George Bush hijo, en 1996 por Bill Clinton o en 1992 y 1988 por George Bush padre. En el 2000, de hecho, tras un recuento que duró semanas, entregó la Casa Blanca a Bush por unos 500 votos. Los recuentos -como el de Bush- suelen ser muy ajustados, y el ganador se lleva 29 compromisarios, el premio más grande entre los estados clave. De hecho Trump se impuso hace cuatro años sobre Hillary Clinton por apenas 1,2 puntos (113.000 votos).

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas

Noticas por Fecha
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930