La teoría de partido de “clientes” tiene nicho.

 

Por: Francisco S. Cruz

Desde hacía tiempo venía oyendo la historia-leyenda sobre la aspiración de un líder que quería un partido de “ciudadanos” o transeúntes -no importaba si de uno u otro-; y, por último, de boca-teoría de un converso, de “clientes”. Incluso, en este mismo diario, publiqué un artículo sobre la teoría de las tres categorías de miembros y “clientes” en el PLD -dicha teoría o tesis era, y es, de un izquierdista de derecha, otrora, hasta 2019, embajador-desacatado que hubo que renunciarlo-.
Pero vayamos a la explicación de la dinámica sociopolítica de la teoría o tesis del referido izquierdista de derecha que, dicho sea de paso, se ha cumplido, pero no en la línea o contexto interno-partidario que el susodicho “analista” o gurú había prefigurado, pues el partido de “clientes” en vez de circular-darse en el espacio sideral del PLD, terminó siendo, primero, una transacción o fullería -González Espinosa, podría explicar el embrujo-fenómeno mejor-, luego
tomó nombre-siglas -FP o Fupu- y, finalmente, al ser sus miembros-simpatizantes “clientes”, han hecho nicho-“partido”, tras migajas o retazos de poder, vía la alianza que su “líder” ligó fingiendo ser candidato, Julio-5-2020, cuando tenía al del PRM-candidato como suyo.
No quiero imaginarme al genio-gurú del partido de “clientes”, ahora que su teoría o tesis se va confirmando y no en el escenario partidario que él pensó, sino siendo, él mismo también, parte integral-estratégica de semejante engendro y peón-“cliente” del “líder” que, al fragor de su desacato e insatisfacción ministerial -2016-2019-, en otro momento-tramo -2008-2015- enfrentó y zahirió, sin piedad -a propósito, leer sus artículos 2008-2012 y sus peroratas-conferencias de armador reeleccionista 2015- al que calificó de “líder más depurado y global” -¿cómo es que se puede zaherir y vanagloriar, sin autocriticarse?-. La diferencia, para el gurú y su nuevo líder, es que ahora sólo tienen un partido de “clientes”; pues, ahí, no hay pétreos-partido, pocos o muchos como en el PLD o “el viejo partido” como le llaman para excomulgar sus décadas de militancia y beneficios contantes y sonantes (como funcionarios y parlamentarios).
No sé qué hará el PRM y su gobierno para mantener un “partido’-vagón de “clientes” y, al mismo tiempo, entretener a su “líder” que no tiene otra aspiración-fijación que ser presidente y que tenía una fábrica de presidentes -de sueños y mentiras- pues el único modelo, en línea y ensamble, era
el de él mismo -Danilo Medina, fue una distracción-descuido o un insoportable-ingenio que no pudo detener-malograr-.
Finalmente, para el izquierdista de derecha, “saltarín” o “cientista social” no será fácil, siquiera, sacar cabeza en un partido de “clientes” que tiene un “líder”-mesías y que no concibe otro oficio que el de aspirante-presidente y emular, en cada acto, al Balaguer Fouché.

Por: Francisco S. Cruz

El autor es político y ensayista