5 de ejercicios efectivos contra la artritis reumatoide

Los cambios articulares y musculares, naturales con el paso del tiempo, pueden complicar aún más la artritis reumatoide en quienes la padecen, por lo que es de especial importancia que se lleve a cabo alguna actividad física o ejercicios para mejorar la calidad de vida, de acuerdo con especialistas del Colegio Americano de Reumatología.

En este sentido, realizar ejercicio de manera adecuada ayuda a disminuir el dolor y rigidez generados por la artritis reumatoide, además de que mantiene las articulaciones en movimiento, aumenta o mantiene la fuerza muscular y aumenta la resistencia. Son tres los tipos de ejercicios que se usan para ayudar en la artritis:

1. Los ejercicios de elongación o de amplitud de movimiento ayudan a mantener el movimiento de las articulaciones y a aliviar la rigidez.
2. Los ejercicios de fortalecimiento ayudan a mantener o a aumentar la fuerza muscular.
3. El ejercicio aeróbico ayuda a mantener la resistencia, a fortalecer el corazón y los pulmones y a disminuir la fatiga.

Por lo anterior, te presentamos algunos de los mejores ejercicios para personas con artritis reumatoide:

1. CaminarEs una excelente forma de ejercicio cardiovascular que se puede hacer casi cualquier lugar. Comience lento en un recorrido llano. A medida que se acumulan fuerza y resistencia, se puede aumentar su tiempo e incluso probar algún terreno diferente, como las pendientes.

2. Yoga. Disciplina ideal para relajarse a través de la concentración y respiración, por lo que puede ayudar a mejorar la flexibilidad de las articulaciones rígidas y eliminar la tensión. Algunas posturas pueden causar molestias para los pacientes con artritis reumatoide, por ello es necesario tener la orientación de un instructor para realizar modificaciones.

3. Ciclismo. Hacer o salir en bicicleta es un ejercicio aeróbico de bajo impacto que mejora la fuerza de las articulaciones y cadera, además de que fortalece el corazón. También, permite trabajar de manera paulatina la resistencia.

4. Ejercicios acuáticos. El agua es un excelente medio para realizar actividades físicas de bajo impacto, desde una ligera sesión de natación, hasta fitness o yoga, sobre todo si se practica con una temperatura cálida, lo cual sirve como terapia para los músculos.

5. Tai chi. Se recomiendan los ejercicios de esta disciplina debido a que los movimientos de respiración suelen ser muy suaves y de bajo impacto, con lo cual se evitan lesiones. Además, aumenta la flexibilidad, fortalece los músculos, desarrolla el equilibrio y mejora el rango de movimientos.

Es importante que antes de practicar cualquier tipo de ejercicio con artritis reumatoide, se consulte de manera previa tanto con un médico especialista, como con un entrenador certificado, con en el fin de lograr los resultados deseados y tener un plan personalizado.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas