La policía de Miami controlará que las personas lleven puestas mascarillas

Los números siguen en aumento. Hoy el condado de Miami-Dade reportó 1.325 nuevos casos de contagios confirmados (casi mil casos menos que ayer pero aún una cifra elevada) para un total de nuevos casos en la Florida de 9.440 personas infectadas en las últimas 24 horas. Pero eso no quiere decir que la región más afectada dentro de Florida esté lista para volver a cerrar.

“No hay un día en el que no se contemple la idea de volver a un cierre o pedirle a los residentes que se queden en sus casas. Pero por ahora los directores de los hospitales no nos han dicho que hemos llegado a ese punto. El número de contagios se ha disparado pero, después de las últimas medidas, como exigir el uso obligatorio de máscaras, empezamos a ver una leve mejora. El aumento de casos diario está en 62 personas, que es muy alto pero es la mitad de lo que llegamos a ver dos semanas atrás. El porcentaje de positivos hace diez días era de casi un uno por ciento diario de aumento, hoy estamos en menos 0,21 por ciento. No sabemos si la tendencia será positiva, por eso vamos evaluándolo día a día para balancear la crisis de salud con la crisis económica”, explicaba en rueda de prensa el alcalde de Miami, Francis Suárez.

Y es que el porcentaje de desocupación en Miami hoy ronda el 11 por ciento, el más alto en años. Además, varios comercios no han sobrevivido el primer cierre, mucho menos un posible segundo cierre.

Para evitar llegar a ese extremo se están tomando medidas intermedias. Hoy se anunció el cierre de las colonias de verano financiadas por la municipalidad. Tres niños que asistían a estos programas resultaron positivos y un trabajador de las colonias también.

Policías en las calles de Miami Beach (REUTERS/Liza Feria)Policías en las calles de Miami Beach (REUTERS/Liza Feria)

“No hay certeza de que las escuelas puedan reabrir en un mes. Estoy en comunicación constante con el superintendente de escuelas Alberto Carvalho, y lo que me preocupa es que son 400 mil personas entre estudiantes y maestros que volverían a un lugar encerrado. ¿Cómo controlamos que eso no genere otra ola de contagios?”, se preguntaba Suárez.

La segunda medida anunciada hoy consiste en la puesta en acción inmediata de un equipo de 39 policías que patrullarán las 24 horas, los siete días de la semana toda la ciudad controlando que los residentes de Miami lleven puestas sus máscaras cubre bocas. Hasta hoy 19 personas han recibido multas por no llevar puesta su máscara.

El tercer anuncio consiste en que el estado de Florida ha puesto a disposición de Miami-Dade 400 habitaciones de hoteles, que se suman otras 100 habitaciones que el condado ya tenía, para que las utilicen quienes necesiten aislarse de sus familias por estar contagiados de COVID-19.

El principal problema que se está viendo en la región es que la gran mayoría de los contagios se da entre miembros de una misma familia. El 72 por ciento de los contagiados consultados indican que al menos dos miembros de su familia están infectados.

El 40 por ciento de quienes reciben un resultado positivo aseguran que contrajeron el virus a través de alguien con quien comparten vivienda.

“Si usted tiene confirmación de que está infectado con COVID o si tiene síntomas y está esperando los resultados de su examen, pero no tiene espacio en su hogar para aislarse, lo podemos ayudar”, agregaba Suárez.

Si los números no mejoran considerablemente, Miami podría dar marcha atrás con su proceso de reapertura.

El próximo viernes habrá una nueva reunión entre las autoridades y un consejo de comerciantes de la ciudad para trabajar en conjunto ante un posible nuevo cierre.

Cortesía: Infobae

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas relacionadas